El Alcalde Felipe Aragón, la deuda histórica de Haro

9 DE AGOSTO DE 1.936

VIANA

"Felipe Aragón Aragón, sentado, segundo por la izquierda"

“Felipe Aragón Aragón, sentado, segundo por la izquierda”

Aquella mañana, Hilario, como tantos otros días del verano de 1936, se había levantado antes del alba para asearse y partir temprano hacia la finca  en la que las agostadas espigas esperaban la hoja de su guadaña.

Acompañando al padre, aún de noche, salió de su casa en Viana camino de la Hoya de  Cornaba.

Hilario ya no era un chiquillo y, por supuesto, estaba capacitado para ayudar en la labores del campo pero todavía no tenía esa edad en la que los mozos dejan de serlo y pasan a considerarse hombres, y eso en aquellos días era muy importante.

Muchos eran los hijos de Viana, poco mayores que él, que habían partido al frente, alegres y orgullosos con sus flamantes uniformes y sus vistosas boinas rojas.

Sigue leyendo

Anuncios

VICENTE FATRÁS NEIRA, BILBAÍNO DE RAZA, MIRANDÉS DE CORAZÓN

1Silencio, silencio es lo que desde hace muchos años se escucha en las paredes un día vivas de aquel viejo frontón.
Sus muros siempre estuvieron ahí, mucho antes de que la sombra de la monstruosa Torre de Miranda lo atrapara. Las décadas han ido pasando y la peculiar construcción ha sobrevivido.

Perdida su función original, hoy su suelo acoge el aparcamiento de los vecinos que habitan el edificio, pero las líneas y los números que marcaban las jugadas todavía se aprecian en las desconchadas paredes.

Sigue leyendo

“PATRIA”, EL DESGARRO EUSKALDUN

Al  cerrar la última página de “Patria”, la novela de Fernando Aramburu, que nos sumerge en el dolor cotidiano que durante décadas ha ahogado el sentimiento y la vida de miles de vascos, no he podido evitar el desasosiego de quien, sin ser protagonista de la historia, la ha visto de cerca y como todos los de su generación se siente partícipe de ella.

1-3

Es normal que, a medida que el tiempo pone distancia, algo tan trágico y que ha marcado el devenir de nuestro país como es el fenómeno de ETA y sus trágicas consecuencias,  deje de ser tabú y los medios de comunicación y la ficción lo integren en su día a día.

Sigue leyendo

DE DOROTEO Y OTROS NOMBRES ALDEANOS

Un homenaje a mi abuelo y a nuestros orígenes aldeanos, escrito por la brillante pluma de mi tío Guillermo, desde Alemania.

“Mi padre nació y se crió en la Aldea del Pinar, de donde  no salió hasta que  le llamaron a filas. Luego, al igual que no pocos Aparicios,  se enroló en la Guardia Civil, aquel cuerpo  de policía con aquel gorro de tres picos llamado tricornio. La Guardia Civil se adornaba a sí misma con el honroso apelativo de “la Benemérita”.

1 (1)

Sigue leyendo

LA SINAGOGA DEL AGUA, UN TESORO SEFARDI EN EL CORAZÓN DE UBEDA

1Desde las entrañas más profundas de la imperial ciudad de Úbeda, escondida entre sus callejones centenarios, renace de forma milagrosa la que un día fue morada de “Yavé”, hoy rebautizada como “Sinagoga del Agua”.

Gracias a las voces ahogadas del pasado, las piedras que un día fueron fieles testigos de la fe ancestral de los hijos de Sión, nos han hablado. Y por el empeño y la intuición de un hombre audaz que fue capaz de interpretarlas, han encontrado el camino para mostrarnos la huella eterna de los que un día convivieron en paz con cristianos y musulmanes en un mundo que hoy somos incapaces de imaginar.

Sigue leyendo

RIBAGUDA O EL HECHIZO DE LA LIBÉLULA

Plácida y serena en un sueño eterno descansa sobre el lecho del río como si acabara de cerrar los ojos. Nunca he sabido cuándo llegó allí ni por qué eligió ese recodo perdido, a orillas del Zadorra para detenerse. Hoy he vuelto a visitarla y al contemplarla no he podido dejar de sentir cierta tristeza.

1

Son bastantes los años, no sé cuántos, en los que acompañado por mis hijos, descubrí aquel mágico lugar del que alguien me había hablado. Los niños aquel día disfrutaron al descubrir los singulares seres nacidos de la roca que algún anónimo artista, como si de un dios se tratara, había sido capaz de crear. Ya entonces la pequeña sirena dormía arrullada por la corriente al amparo de su fiel delfín y de la rana gigante que velaban por ella.

Sigue leyendo

DEL DEBER Y DEL VALOR

“El 18 de abril de 1911, verificándose un embargo en el pueblo de Canillas de Aceituno (Málaga). Excitados los ánimos, grupos de vecinos armados dirigiéndose al agente ejecutivo que huyó refugiándose en la casa-cuartel, donde entraron violentamente, dieron un golpe en la cabeza al guardia de puertas, dejándole sin sentido, y mientras unos sujetaban fuertemente al Cabo Francisco Puertas, otros le  dispararon ocasionándole 16 heridas de postas, algunas de ellas muy graves.

Quedaba sólo en el piso superior el Guardia primero Andrés Lupiánez Casas; la otra pareja de la dotación se hallaba de servicio de correrías. Inmediatamente el Guardia Lupiánez, desde la escalera, hizo fuego desalojando a los amotinados del portal, que quedó libre.

Con una sangre fría y serenidad dignas del mayor elogio, confió a dos mujeres el cuidado de los heridos, y a las demás con algún niño, les hizo atrancar  ventanas y puertas, situándolos después de vigilantes en diversos sitios y tomando todas las medidas encaminadas a la defensa, y concentrando las municiones de los demás junto a la puerta principal.

Iniciado el ataque se resistió valientemente, sin que pudieran entrar los revoltosos, a quienes causó unas 20 bajas entre muertos y heridos. Sólo en la puerta del cuartel se contaron más de 60 impactos de bala. Se le ascendió a Cabo, comunicándose las órdenes por telégrafo.”

1.JPG

Sigue leyendo