LOS FANTASMAS DE LAS ARDENAS

En un mundo loco que no aprende de sus propios errores, a veces está bien pasarse por lugares en los que el sacrificio de unos pocos quedó grabado en el recuerdo de todos. Los campos de batalla son la huella de la insensatez humana, pero también son el lugar que queda marcado por la cicatricesSigue leyendo «LOS FANTASMAS DE LAS ARDENAS»