LOS MUROS ETERNOS DE BELFAST

1-2Espesas nubes  a  las que se han enfrentado las hélices del avión que nos ha traído desde Liverpool y que,  a duras penas, han sido capaces de vencer,  nos reciben en un típico día de verano en la más verde de las islas del continente europeo,  la Isla Esmeralda.

Una vez en tierra, la espera en el aeropuerto no se demora demasiado y la llegada de Peter descendiendo de uno de esos anacrónicos taxis negros que pueblan las calles del Reino Unido, empieza a convertir en cálido un día gris, típicamente irlandés.

Nuestro anfitrión es un hombre de fuerte complexión y de baja estatura que irradia vitalidad y calidez, y su presencia, desde el principio, anticipa una jornada muy interesante.

Sigue leyendo