LA DULCE HISTORIA DE LA CAPITAL MARAGATA

1Hace unos días, de camino por tierras leonesas, tuve la oportunidad de detenerme y disfrutar durante unas horas de una ciudad muy especial, Astorga.

Muchas son las razones para pararse en la capital de la Maragatería y una, quizás la no menos importante, es el disfrute de sus dulces y chocolates, quién no conoce sus famosas mantecadas. Pero Astorga, enclavada en un pequeño cerro, esconde mucho más.

Sigue leyendo