CORTONA 1860, UN PLEBISCITO PARA CONSTRUIR

Puede que esta pequeña localidad de origen etrusco no sea la más bella de las ciudades toscanas y que su duomo no sea comparable al de Siena o Lucca.

 Pero la tarde que pasamos perdidos entre sus callejuelas o sentados al pie de su palacio comunal, disfrutando de un improvisado concierto callejero, constituye uno de los mejores recuerdos de los días que acabamos de pasar recorriendo aquellas tierras del norte de Italia.

2

Un detalle llamó mi atención. En la fachada de aquel palacio, corazón de la capital del Val di Chiana, una placa de mármol, recogía los datos del plebiscito celebrado el 15 de marzo de 1860 y suponía la incorporación de la ciudad y del Gran Ducado de la Toscana, a la bisoña monarquía constitucional del rey de Piamonte, Victor Manuel II.

3

Mucho faltaba para que la nación italiana se pareciera a lo que hoy conocemos, y mucho para que se constituyera en República como defendían algunos de sus impulsores incluido el más idealizado de todos ellos, Giuseppe Garibaldi, pero en estas tierras hace más de siglo y medio se gestó el embrión de un país que optó por derribar fronteras para constituir una nación fuerte que pudiera competir en el marco de una Europa que caminaba a toda velocidad hacia un desarrollo económico imparable y que, por desgracia, no fue capaz de compensar los terribles desequilibrios que se produjeron en el proceso y que la llevaron por dos veces a lo largo del siglo XX a su casi total destrucción.

4

 

Anuncios

3 comentarios en “CORTONA 1860, UN PLEBISCITO PARA CONSTRUIR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s