EL EBRO SE COBRA SU TRIBUTO

1Los últimos días pasados han sido atípicos porque la normalidad se ha visto alterada de golpe por uno de esos fenómenos que de forma incontrolable  nos ponen en nuestro lugar.

El padre Ebro se ha rebelado con toda su furia para recordarnos que, por mucho tiempo que pase, siempre tiene derecho a reclamar lo que es suyo

En Miranda, una ciudad que tiene a gala llevar en su nombre el del orgulloso río, hemos visto una vez más  cómo la fuerza de las aguas anegaba sus calles y se llevaba por delante las ilusiones de mucha gente.

No es nada nuevo para una localidad ribereña sentir el pálpito del río tan de cerca ya que las avenidas forman parte de nuestra historia.

Todos conocemos la que se produjo en 1775 y se llevó el único puente de la ciudad arrastrando consigo el antiguo ayuntamiento y numerosos edificios.

2

Y para los que tenemos memoria, la que nos anegó a principios de los 80 y a más de uno hizo que nos sacaran de casa en barca.

3Pero la de este pasado fin de semana ha sido en cierta forma distinta, ha llegado de repente, casi sin avisar y ese ambicioso afán que tenemos los hombres de regular lo incontrolable se ha visto burlado.

Ahora es tiempo de apretar los dientes, arreglar los destrozos y seguir adelante pero también es tiempo de investigar lo sucedido y pedir responsabilidades a aquellos que debían haber previsto con todos los medios técnicos que tienen a su alcance lo que podía ocurrir y que no han sabido o lo que sería más grave, han demorado sus decisiones anteponiendo intereses económicos, provocando dramáticas consecuencias.

Quiero compartir con vosotros unas cuantas imágenes de estos días y como símbolo y recordatorio, la que encabeza este texto, en la que se puede ver cómo la fuerza de las aguas se lleva por delante un puente centenario que, cerca  de Miranda, unía las dos orillas del Ebro en el desaparecido Balneario de Sobrón.

Todo empezó aquí.

 Y el agua llegó de repente…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Y nos convertimos en noticia…

Tal como vino se fue y ahora toca pelear.

Anuncios

Un comentario en “EL EBRO SE COBRA SU TRIBUTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s