Islam y fútbol, otra barbaridad más.

640X360_QATAR.v1385036211.v1387366804Ha sido en un programa deportivo donde he oído la noticia que me ha hecho estremecer. En Mosul el Estado Islámico ha asesinado hace unos días a trece adolescentes por haber estado viendo el partido de fútbol que enfrentaba a la selección de Iraq contra Jordania en la copa de Asia. El partido se celebró el 12 de enero y realmente resulta extraño que la noticia haya pasado casi desapercibida en medios como la televisión. Pero si buscamos en la red encontraremos la reseña, no demasiado extensa, de la barbarie:

“El pasado 12 de enero, trece niños, que vivían en el distrito de Al Yarmouk de la localidad asiática, fueron sorprendidos viendo fútbol en la televisión. Se trataba del partido entre las selecciones de Irak y Jordania por la Copa de Asia, que se jugó en Brisbane, Australia. Los niños fueron rodeados y públicamente ejecutados por un pelotón de fusilamiento que portaba ametralladoras, según la web opositora Raqqa Masacrada Silenciosamente (Raqqa is Being Slaughtered Silently). Los cuerpos quedaron tirados al aire libre y sus padres no pudieron llevárselos por temor a ser asesinados por los terroristas”, informó este grupo activista que pretende denunciar la violencia brutal y la opresión del Estado Islámico.

La excusa. Suena increíble, pero los yihadistas justificaron este sangriento asesinato y señalaron que los niños habían violado la ley islámica de la ‘Sharia’ por ver fútbol. Su ‘delito’ fue anunciado frente a todos antes de su ejecución.
El partido. Irak y Jordania jugaron por la Copa de Asia en el Brisbane Stadium. El resultado del encuentro fue un triunfo para la selección iraquí, gracias al gol que anotó el delantero Yaser Kasim.

Terribles antecedentes. El Estado Islámico ha sido sacudido por episodios similares que tienen al deporte como el eje de los atentados. Así, el pasado mes de noviembre, un grupo de 40 personas fue asesinada y otras 60 heridas, cuando un terrorista suicida hizo detonar un artefacto explosivo durante un partido de voleibol en la localidad afgana de Paktika.”

Anoche, en una entrevista atípica que intentaba huir de la banalidad cotidiana del fútbol, el periodista de la SER, José Ramón de la Morena hablaba con el preparador físico de la selección de Iraq, que casualmente es español, y le interrogaba sobre los sentimientos de los jugadores iraquíes al enterarse de la noticia, por más que buscaba una respuesta lo único que trascendía era el temor a manifestarse.

Según nuestro compatriota los jugadores no opinan, solo aluden de vez en cuando a una mala situación en la zona y a la preocupación que tienen algunos por sus familias que viven allí, pero en general solo existe el silencio y la conclusión a la que llega es que están tan acostumbrados al horror que ya nada les sorprende. Ese silencio cómplice nos suena demasiado, es el silencio de una sociedad paralizada por el terror pero que no puede dar un paso porque está sumida en una continúa contradicción.

En la misma conversación el periodista y el entrevistado intentaban buscar una explicación a lo inexplicable, y en ese contexto no se podía entender cómo un juego popular que despierta pasiones por encima de fronteras y religiones, un juego en el que hasta las élites de los países árabes sienten una atracción especial, realizando patrocinios y comprando clubes europeos con los mismos petrodólares que compran las armas que financian a los grupos que asesinan, podía contravenir la ley islámica.

En cualquier caso, un Islam cansado de repetir que no tiene nada que ver con la interpretación extrema que hacen los salvajes terroristas es el único que desde dentro puede parar esta catástrofe. Por mucho que intentemos blindarnos y por mucho que creemos coaliciones militares para destruir al monstruo, nada podrá pararlo mientras ellos no lo paren.

La vida de trece chiquillos musulmanes de Mosul puede resultar insignificante entre los cientos de miles de víctimas que vamos acumulando, pero si por un momento sirviera para que uno de esos jeques que se emocionan viendo el nombre de su país en las camisetas de sus héroes deportivos, reflexionara sobre el callejón sin salida hacia el que nos encaminamos quizás su sacrificio no habría sido del todo en balde.

Anuncios

4 comentarios en “Islam y fútbol, otra barbaridad más.

  1. Joder… me acabas de dejar a a cuadros.. Cada día están peor estos musulmanes.. Y me quejaba yo de algunos católicos.. Lo que hacemos los seres humanos con las religiones es una lacra, una barbaridad. ¿Cuando van a parar? El mundo esta loco..

    • La religión siempre ha sido enemiga de la razón, y cuando esta se pierde se puede llegar a extremos como estos.
      Lo terrible es que cuando parecía que en nuestra sociedad habíamos conseguido que la fe quedara en la conciencia de cada uno, estos bárbaros quieran imponernos su sinrazón a sangre y fuego y nos acerquen al abismo de la Edad Media.
      Ojala seamos capaces de pararlo.
      Gracias por tu comentario Nawin.
      Un saludo.
      Luis.

  2. El problema es el de siempre, no se trata de islamismo radical, uno puede ser islamista radical sin problema, “uno”, el problema es cuando se te pone en tus santos cojones que todo el mundo tiene que ser tan islamista radical como tú.

    • Buen razonamiento para algo tan irracional como la religión, ojala que fuéramos capaces de hacer exactamente eso, no meternos en la vida de los demás, pero por definición los dogmas son totalitarios y siempre intentan imponerse. Lo mas terrible es el silencio de esos moderados que utilizan a los radicales para sus fines, de ahí mi nausea en este articulo ante la hipocresía del fútbol, en este terrorífico caso concreto.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.
      Luis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s