KURDOS, LA ESPERANZA DE OCCIDENTE

1En estos tiempos en los que el horror se ha instalado en nuestras casas con imágenes atroces de verdugos enmascarados decapitando sin piedad a hombres indefensos cuyos rostros recuerdan demasiado al que vemos todas las mañanas cuando nos cruzamos con nuestro vecino, una palabra, el nombre de un pueblo, se repite con frecuencia utilizado como bálsamo para nuestra tranquilidad y como solución para parar tanta barbarie, KURDOS, ellos serán los que van a luchar y parar con nuestra ayuda a los salvajes islamistas que nos amenazan y que parecen haber salido de la nada.

El gran jefe americano, mientras promete a su pueblo que no volverá a cometer el error de mandar a morir a más jóvenes yankees a aquellas inhóspitas tierras, pone toda su confianza en los valientes guerrilleros peshmergas (“aquellos que luchan contra la muerte”), a los que él y sus aliados van a dotar de todo el armamento que sea necesario (España, hace unos días ha mandado un montón de cascos y chalecos antibalas),mientras los aliados occidentales utilizarán sus sofisticados medios para matar desde la distancia con sus drones y sus cohetes de largo alcance.

Con una guerra quirúrgica acabaremos con el peligro que amenaza la estabilidad mundial.

Sigue leyendo

PRAGA 1969, MORIR POR UN IDEAL

Praga es una ciudad que te atrapa, el bullicio de sus calles, la belleza de sus edificios y plazas, el impresionante puente de Carlos sobre el Moldava , su luz de día y la de sus noches, la historia que lo impregna todo como centro de la Europa Imperial, en definitiva, es una ciudad llena de vida.

0

Sigue leyendo

CUANDO EL PRESENTE NOS ATRAPA

1Este verano he tenido la oportunidad de recorrer pequeñas zonas de  esa Europa, origen de nuestra cultura y centro de nuestro universo,  cuna de grandes imperios que han sido incapaces de convivir sin destruirse por un periodo demasiado largo de tiempo.

He visitado la impresionante Berlín y he descendido por Alemania hasta la tierra de los suabos. Por el camino, he parado en Dresde y Nuremberg y  he conocido la maravillosa capital de la República Checa, Praga y la en otra época majestuosa ciudad balneario alemana de Karlsbad, hoy Checa, Karlovy Vary.

Sigue leyendo