El retablo de Winennden, una joya escondida en el corazón de Alemania.

En una pequeña ciudad alemana cercana a Stuttgart, se esconde una de esas rarezas artísticas que por una serie de casualidades han sobrevivido al paso del tiempo.

1

Hoy, tras el altar de una de sus iglesias, muestra orgulloso toda su belleza un retablo de madera, único en su género, que hábiles manos artesanas dieron forma hace más de cinco siglos.

En lo que hoy es un hospital psiquiátrico y antaño fue castillo y palacio de aquellas tierras suabas, se guarda la llave que abre la puerta de lo que un día fue la capilla privada del señor del lugar. 2

Quiso la suerte que allá por el siglo XVI, cuando la obra de arte no llevaba demasiado tiempo presidiendo el altar de la capilla, fueran los caballeros templarios, moradores de la fortaleza los que impidieran que las llamas purificadoras de los reformistas luteranos acabaran con aquellas imágenes como en tantos otros lugares a lo largo de las tierras germanas. Perdido durante siglos en los desvanes del palacio, actualmente vuelve a lucir en el lugar para el que fue creado con todo su esplendor.

El retablo de Winennden además de único es sorprendente, sobre todo para  gentes como nosotros que vivimos al lado del Camino de Santiago, muy cerquita de la Rioja.

3En sus imágenes, que tienen como personaje central al apóstol Santiago, se describe con detalle no solo su vida hasta el momento en que una vez muerto es colocado en una barca por sus discípulos que, según la tradición cristiana, le llevaría desde tierra santa hasta las costas gallegas de la Península Ibérica. Sino, lo que es más sorprendente, describe un hecho concreto acaecido a un peregrino alemán en la ruta del camino, que durante tantos siglos se convirtió en la vía espiritual y cultural más importante y símbolo de la unidad de los diferentes pueblos europeos, desde la Edad Media hasta nuestros días.

El retablo, narra paso a paso la historia acaecida en Santo Domingo de la Calzada y que hoy en día sigue siendo el mayor reclamo de atracción para todos los que pasan cerca de esta localidad riojana, que lleva impresa en su nombre el del santo protagonista de la gesta.

Paso a paso podemos ver cómo la madera tallada cobra vida y nos muestra a los peregrinos alemanes, un matrimonio con su hijo de dieciocho años, Hugonell, disfrutando alegremente de la comida en una taberna riojana.

4

Cómo alguien esconde en el equipaje del joven la copa de plata que servirá de prueba para demostrar la acusación de robo que le llevará a la horca, supuestamente es la hija del posadero quien despechada por no haber sido atendida por el apuesto peregrino le acusa del robo, aunque en el retablo es un hombre quien introduce el objeto en la alforja.

Posteriormente, observamos cómo el muchacho, una vez juzgado por las rígidas leyes de la época, “Fuero de Alfonso X el Sabio “, que castigaba el delito de hurto con la muerte, pende de la soga pero su cuerpo sigue con vida porque las manos de Santo Domingo lo sujetan.

5

En la última escena la gallina alza el vuelo ante los incrédulos ojos del corregidor que había afirmado, cuando el padre del peregrino injustamente ajusticiado le había dicho que seguía con vida, que su hijo estaba tan vivo como el gallo y la gallina que se disponía a comer.

Desde entonces, todos conocemos en nuestra tierra el dicho “Santo Domingo de La Calzada donde cantó la gallina después de asada “.

Desde niños hemos visitado a aquellos animales que siguen viviendo en la catedral riojana, pero observar a casi 2.000 Kilómetros de distancia en una pequeña iglesia alemana, que rinde hoy culto al rito luterano, cómo cobra vida la leyenda, es emocionante y da idea de la fuerza que ha tenido para los hombres europeos la ruta jacobea, que por encima de creencias religiosas sigue siendo un punto de encuentro para esta Europa del siglo XXI,  tan difícil de construir.

6

Santo Domingo de la Calzada es hoy una población hermanada con Winnenden y si a primeros de diciembre tenéis ocasión de acercaros por esta hermosa localidad del Camino de Santiago, podréis asistir a un curioso duelo medieval que se entabla todos los años entre las dos ciudades.

7

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s