LA BELLA HISTORIA DE LA SIRENA SAWA.

1Hace ya más de mil años, que por las frías aguas del Báltico, dos sirenas hermanas, de naturaleza curiosa, decidieron vivir una aventura. Ambas nadarían hasta llegar al territorio de los humanos, y después de esa experiencia, regresarían juntas con los suyos, a no ser que…

Una de las hermanas decidió navegar, hasta llegar a las costas de Dinamarca, y allí, hoy la podemos ver sentada en una roca a la entrada de Copenhague. La otra, llegó a Gdansk, pequeña ciudad polaca donde el río Vístula desemboca, y su curiosidad infinita, la hizo navegar río arriba.

Cuentan los más sabios, que la sirenita salió a descansar a la arena que en un recodo del río se deposita a orillas de lo que sería una gran ciudad y entonces era tan sólo una aldea sin nombre. Tanto le gustó aquel lugar, que decidió quedarse a vivir allí.

Los pescadores de la zona, al ver que alguien durante su pesca agitaba las aguas y creaba olas en el Vístula, embrollaba las redes y liberaba a los peces, decidieron capturar a tan dañino ser, y terminar para siempre con el problema.

Pero al oír sus bellísimos cantos, dejaron sus planes y todos y cada uno se enamoraron de la sirenita SAWA. Ella, en agradecimiento, todas las tardes cantaba a la puesta del sol.

Un día, un ambicioso mercader, paseando por el Vístula vio a la sirenita, y decidió capturarla y encarcelarla para presentarla en los mercados y ganar una fortuna con tan extraño ser: mitad mujer, mitad pescado. Y así lo hizo.

Los llantos de la sirena encarcelada, fueron escuchados por un pescador humilde, fuerte, hermoso y valiente: WARS. La vio y ambos se enamoraron. Una noche, ayudado por otros compañeros, rescató a Sawa, para volver a soltarla en las aguas del Vístula.

La sirenita, en prueba de su gratitud, les prometió que siempre que fuera necesario ella estaría ahí para defenderles con su espada.

A Sawa la conocimos en la plaza del mercado viejo de Varsovia (Warszawa), con su espada y su escudo, después de mil años,  seguía cumpliendo su promesa, velando por los descendientes de los que la liberaron.

2

Pero la realidad es que la fuerza de la leyenda no siempre ha sido suficiente para proteger de las bombas a esta ciudad tantas veces castigada.

3

“Plaza del mercado viejo, Varsovia 1944”

En aquel verano de 2012 esa no fue la única vez que salió a nuestro encuentro la hermosa imagen de la sirena polaca.

Esa tarde, paseando por el centro de la ciudad, nos volvimos a sorprender cuando a los pies del Teckniki, el imponente y horroroso edificio de más de treinta plantas que domina el centro de Varsovia, nos encontramos con un simpático ejército de sirenas que perdida su espada y con un balón en la mano, lucían imponentes engalanadas con los colores de los distintos países europeos.

4

5

Que aquellas figuras, símbolo de resistencia polaca, fueran las elegidas para dar la bienvenida a los países que un mes antes habían participado en el campeonato europeo de fútbol celebrado conjuntamente en Polonia y Ucrania, se irguieran desafiantes en aquel lugar, bajo la sombra del símbolo arquitectónico soviético, más odiado por los polacos, no podía ser una casualidad.

6

Anuncios

2 comentarios en “LA BELLA HISTORIA DE LA SIRENA SAWA.

  1. Pingback: Varsovia, un bello renacer de entre los escombros

  2. Pingback: Viaje a Varsovia – Me apetece contaros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s