ETA en el franquismo. El origen de la bestia.

Eta_zigiluaEs en la década de los cincuenta cuando, sobre la base de su lengua y sus tradiciones, empieza a surgir entre un grupo de universitarios vascos el sentimiento de recuperar la idea de nación vasca. En un momento de total prohibición de los nacionalismos, con las secuelas del conflicto civil todavía cerca, estos jóvenes se acercan al Partido Nacionalista Vasco (PNV) en el que en un principio se integran.

Ante el inmovilismo que reinaba en el PNV, con unos dirigentes que no se atrevían en aquel momento a plantar cara de ninguna manera al aparato franquista, pronto se separan de sus directrices  para formar una organización más activa, así surge Ekin que en Euskera significa “acometer”. Se buscaba romper esa parálisis y actuar de alguna manera contra la dictadura. Sería el embrión de lo que a partir de una reunión celebrada el 31 de julio de 1.959 pasaría a denominarse Euzkadi ta Askatasuna (Euzkadi y Libertad).

Es el nacimiento de ETA, una alternativa ideológica a los postulados del PNV con cuatro pilares básicos: la defensa del euskara, el etnicismo (como fase superadora del racismo), el antiespañolismo y la independencia de los territorios que, según reivindican, pertenecen a Euskadi: Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra (en España), Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa (en Francia).

Además, en los años 60, se estaba produciendo un fuerte desarrollo económico que provocaba la llegada masiva de inmigrantes de muchas partes de España y que para estos jóvenes nacionalistas era un peligro que desvirtuaba la esencia del pueblo vasco contaminado por las costumbres de otras regiones. Para ellos, era una razón más para luchar por su identidad.

Se podría ahondar mucho sobre las causas del nacimiento en un momento determinado de esta inquietud neonacionalista y de por qué surgió en ambientes universitarios que en el País Vasco arrastraban una tradición religiosa muy importante, sobre todo en centros emblemáticos como la Universidad Jesuita de Deusto.

Los jesuitas siempre se han caracterizado por esa idea romántica de la defensa de la fe de una manera activa, de hecho, su beligerancia les ha hecho incómodos en muchas ocasiones a lo largo de la historia. El hecho de que de sus aulas identificadas desde siempre en el País Vasco con las jerarquías nacionalistas salieran los primeros cachorros de ETA no parece algo casual.

De igual forma, que algunos de los primeros jefes de la ETA ya constituida fueran seminaristas de distintas órdenes o de que su primera asamblea se realizara en un monasterio, ya nos indica lo particular de un movimiento tan contradictorio que hunde sus raíces en lo más profundo de la tradicional sociedad vasca.

La primera etapa de ETA fue de propaganda y captación y no fue hasta 1.961 cuando intentaron su primera acción al tratar de descarrilar un tren cargado de excombatientes que se dirigía a San Sebastián. Aunque fue un fracaso, sirvió para que el Estado aumentara la represión y dar inicio de alguna manera a la dinámica “acción – represión” que fue alimentando a la organización a lo largo de su historia.

En 1.962 se produce la 1º Asamblea de ETA en la Abadía de Belloc en Urt (Francia), allí se redacta un manifiesto en el que se recogen sus aspiraciones. Se crea una publicación oficial, Zutik, y poco a poco alegando que el aumento represivo necesita una respuesta, se van acercando a la violencia. Influenciados por los movimientos anticolonialistas argelinos e incluso cubanos, se inclinan hacia la guerra revolucionaria. Es uno de sus fundadores, Julen Madariaga quien redacta un documento que, con  tono de mística guerrillera y cierta religiosidad, marca las pautas a seguir.

Hasta 1.965 se producen enfrentamientos dialécticos en la organización que van marcando varias tendencias, la más importante es la que se inclina hacia el marxismo, influenciada por el aumento de movimientos obreros.

En cualquier caso, la necesidad de llevar a la práctica la idea de contra represión, reacción, hace que por primera vez se cree  una especie de organización militar que, dirigida por  Xabier  Zumalde (El Cabra), empieza a hacerse visible con diversas acciones: pintadas, colocación de Ikurriñas, asaltos a granjas de la Falange o sabotajes en centrales telefónicas. No fueron hechos de gran intensidad pero se creó una dinámica de lucha armada.

En 1.968, con gran cantidad de militantes detenidos o exiliados, se celebra la V Asamblea de la organización, donde las posturas se radicalizan, se produce la entrada en el aparato de miembros jóvenes más activos que llegan a expulsar a algunos de los miembros más veteranos y se abandonan los planteamientos culturales y obreristas. Gana la tendencia revolucionaria tercermundista y Txabi Etxebarrieta se pone a la cabeza del que ya se considera como ejército de liberación nacional.

Txabi EtxebarrietaEste personaje será fundamental en la trayectoria de ETA y se convertirá en un icono cuando el 7 de junio de 1.968, circulando con su coche por una carretera del País Vasco con un compañero, el Guardia Civil José Pardines les da el alto y les pide la documentación. Etxebarrieta le dispara y le remata en el suelo, horas más tarde la Guardia Civil en un tiroteo posterior abate a Txabi Etxebarrieta.

Es el primer asesinado por ETA y su primer mártir. A partir de entonces todo cambia, hasta ese momento sólo se había teorizado sobre la idea de matar, ahora era un hecho y además había una razón para hacerlo, la venganza por el amigo muerto, lo que se convierte en una obsesión.

26028302

Melitón Manzanas: policía español durante la dictadura de Francisco Franco.

Así comienza una espiral imparable y el objetivo que se elige para ese primer acto es el Inspector de Policía de San Sebastián, Melitón Manzanas, hombre destacado en el aparato represor y odiado por los métodos que utilizaba, fue asesinado el 2 de agosto de 1.968 en su domicilio de Irún. A partir de aquí se recrudece la represión y se suceden los estados de excepción, primero en el País Vasco y luego, en 1.969, en toda España.

Las acciones violentas que se van sucediendo, aunque se critican por algunos sectores de la oposición, no se condenan porque organizaciones como el Partido Comunista ve legítima cualquier tipo de lucha contra la dictadura.

La actuación por parte del las autoridades franquistas no fue sin duda la adecuada y la crudeza de sus respuestas ante determinados actos, muchas veces desmesurada, favoreció rápidamente al triunfo del principio acción – reacción. Responder contra pequeños actos como la colocación de una Ikurriña en la torre de una iglesia, con detenciones indiscriminadas y torturas, sólo conseguía dar argumentos y legitimar acciones posteriores más violentas.

La muestra más evidente de esta falta de sensibilidad fue su actuación en el llamado Proceso de Burgos. En Diciembre de 1.970, con más de 2.000 detenidos en las cárceles franquistas, se celebra en Burgos un juicio contra 16 presos por pertenencia a ETA, dos de ellos sacerdotes, y se piden seis penas de muerte por delitos de sangre, entre ellos, el asesinato del Inspector Melitón Manzanas.

El juicio, llevado de una forma bastante burda, acabó en condena de muerte para seis de los acusados, pero la ola de protestas que se levantó por todo el país, con alguna víctima mortal en la represión de las manifestaciones, hizo que se convirtiera en un altavoz a nivel mundial para mostrar  la situación de falta de libertades que se sufría en España.

Aquel juicio, según palabras de Mario Onaindía, uno de los encausados, se planteó para muchos como “una muestra de  la lucha del pueblo vasco enmarcada en la lucha por las libertades del Estado español”.

La sentencia supuso, entre otras, seis penas de muerte, pero la conmutación de las mismas el día de Nochevieja por parte del dictador se entendió como una victoria antifranquista. Fue una demostración de que el Régimen, seguramente por las presiones internacionales, no podía hacer lo que le diera la gana.

Después del juicio, muchos jóvenes vascos se acercaron a una organización que se había convertido en una referencia, y una ETA que estaba muy debilitada se vuelve a recomponer. Es un ex-seminarista Eustaquio Mendizabal, Txikia, quien se pone al frente y, hasta su muerte en una emboscada el 19 de abril de 1.973 en Algorta, se encarga de organizar, entre otros atentados, los primeros secuestros de industriales con fines recaudatorios.

Posteriormente y tras una nueva reorganización, se pone en marcha la Operación Ogro. Tomando como nombre el de su último jefe caído, se organiza el comando Txikia,  su objetivo, el Presidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco, heredero y  delfín del dictador y garantía de la supervivencia del régimen.

Descartada la primera idea de un secuestro, se opta por el atentado. Así, el 20 de diciembre de 1.973 en el número 129 de la  calle Claudio Coello estalla la bomba que acabará con su vida. Este asesinato encumbrará a ETA. Es el golpe más osado al franquismo desde el final de la Guerra Civil.

Lobo-MikelLos terroristas, intentando sacar el mayor partido a su acción, convocan el 14 de enero de 1.974 una rueda de prensa internacional en Burdeos donde dan detalles del atentado y aprovechan para hacer públicas sus reivindicaciones. A partir de este momento el gobierno redobla esfuerzos para luchar contra la organización y es entonces cuando consigue infiltrar a un hombre que en aquella época fue el que mejores resultados policiales obtuvo, Mikel Lejarza, Lobo para la policía, que una vez ganada la confianza de los miembros de ETA fue fundamental para la desarticulación de diversos comandos.

Pero, a pesar de estos esfuerzos, la policía no fue capaz de evitar otro atentado brutal que se produjo el 13 de septiembre de 1.974 en la cafetería Rolando de Madrid situada junto al edificio de la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol.

Ante el éxito del atentado contra el presidente se planteó la posibilidad de asestar otro golpe a la dictadura en un lugar simbólico como era la Dirección General de Seguridad, lugar que representaba el corazón del aparato represor. Pero ante la imposibilidad de llevarlo a cabo directamente se eligió un lugar próximo que pudiera causar víctimas entre funcionarios policiales, la Cafetería Rolando. En sus baños se colocó una bomba que explotó a mediodía del sábado 13 de septiembre.

1163911961_740215_0000000000_noticia_normalLa explosión afectó al local y a otro restaurante contiguo, el autoservicio Tobogán, 11 personas murieron en el acto, 80 resultaron heridas, algunas con graves mutilaciones, como Gerardo García Pérez, camarero de la cafetería que falleció quince días después y el inspector Félix Alonso Pinel que murió el 11 de enero de 1.977 a causa de las heridas y que fue el único policía muerto en el atentado.

En principio, ante la barbaridad cometida no se produjo reivindicación, y en el interior de la organización se abrió una brecha irreconciliable. Por un lado, se situaron los que querían reconocer su responsabilidad, ETA militar y por otro los que no, ETA político militar. ETA se resquebraja del todo en octubre de 1.974, la facción militar recrudecerá sus acciones y atentará contra el ejército, la policía, los colaboradores y chivatos.

ETA político militar aumentará su acción política pero no abandonará su lucha armada, de hecho, creará los comandos especiales, Berecis, que realizarán sus acciones violentas, pero para ellos la lucha armada se subordinará a su lucha política.

En este contexto, Mikel Lejarza, el infiltrado de la policía en la organización, sigue  ayudando a crear la infraestructura de los poli milis en Madrid y Barcelona, esperando para asestar un golpe definitivo. En 1.975, tras una serie de atentados, se decreta el estado de excepción en Vizcaya y Guipúzcoa. Además, hace su aparición una nueva organización terrorista, el FRAP.

El gobierno, el 22 de agosto endurece por Decreto la Ley Antiterrorista aumentando las penas y dándoles carácter retroactivo. En verano, y como resultado en gran medida de la infiltración de Lobo, se producen en dos fases, más de 150 detenciones de miembros de ETA. Entre agosto y septiembre se dictan 11 penas de muerte en cuatro Consejos de Guerra sumarísimos. A pesar de estar en descomposición, el Régimen quiere dar muestras de fortaleza. Se indultan a seis de los condenados pero se confirman cinco penas de muerte, 3 de miembros del FRAP y 2 de ETA. El 27 de septiembre de 1.975, se cumplen las penas y se producen los fusilamientos.

Estas serán las últimas ejecuciones de un Régimen moribundo, que consigue un rechazo unánime de la comunidad internacional que, ante la negativa del dictador a oír sus peticiones de clemencia, retirará a gran parte de sus embajadores.

En el País Vasco se declaró una huelga general, y a largo plazo se creó un germen imposible de atajar. Cuatro días después, tres guardias civiles eran asesinados en Oñate, la máquina de acción – represión – acción seguía imparable.

Franco moría poco después, pero la violencia no cesó. No se supo aprovechar la oportunidad y con aquellas últimas ejecuciones se creó un monstruo diferente. Cuarenta y cuatro eran las personas que habían caído bajo la intransigencia de ETA hasta entonces, más de ochocientas víctimas y casi cuatro décadas más hemos tenido que soportar el terror y la barbarie de una ETA criminal que ha puesto en peligro en más de una ocasión nuestra joven democracia y que ha crispado la convivencia en la sociedad vasca y española llevando el dolor a miles de familias de una forma miserable.

Es difícil pensar con la perspectiva de los años, de los muertos y mutilados en aquellos jóvenes universitarios vascos que con su idealismo pretendían luchar contra la dictadura del fascismo, en un Bilbao gris de los años cincuenta.

Anuncios

Un comentario en “ETA en el franquismo. El origen de la bestia.

  1. ETA debió disolverse con la llegada de la democracia. Pero una democracia salida de un pacto con la dictadura no les resultaba muy creible y tristemente cada vez pierde más credibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s